unnamed (66).jpg

EL HUMO BLANCO DE LA CAPILLA SIXTINA

MONCADA

Cuatro meses y 19 días después de su encuentro en el Aula Pablo VI del Vaticano, en Roma, el Papa Francisco y Raúl Castro volverán a encontrarse el próximo sábado en La Habana en el año del ochenta aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y el gobierno de Cuba.

Será Francisco el tercer Papa que visite a Cuba en los últimos 17 años, en un proceso que fue abierto en 1998 por Juan Pablo II y continuado en el 2012 por Benedicto XVI.

En su encuentro en Roma el presidente Raúl Castro agradeció al Jefe de Estado del Vaticano su contribución al reacercamiento entre Cuba y Estados Unidos, países que restablecieron sus relaciones diplomáticas el pasado 20 de julio, y que acaban de efectuar en La Habana una importante reunión identificando prioridades en el largo y complejo proceso hacia la plena normalización de los vínculos entre las dos naciones vecinas.

El Papa Francisco, quien será recibido en el aeropuerto internacional José Martí de La Habana por el Jefe de Estado de Cuba y luego saludado por el pueblo a lo largo del recorrido de 18 kilómetros hasta la sede de la Nunciatura Apostólica, celebrará su primera misa en la emblemática Plaza habanera de la Revolución el próximo domingo, a la cual asistirá también la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, quien ya anunció su visita a Cuba con tal propósito.

Luego de sus actividades oficiales e informales en La Habana el Papa Francisco viajará a las orientales provincias de Holguín y Santiago de Cuba, donde también celebrará misas, y desde la capital santiaguera viajará el martes a los Estados Unidos para cumplir allí una importante agenda que incluye un encuentro con el presidente Barack Obama, e intervenciones ante el Congreso, en Washington, y en la sede de la ONU en Nueva York.

Quienes seguimos con atención el complicado proceso hacia la normalización de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, recordamos que el histórico anuncio simultáneo en Washington y La Habana de los presidentes Barack Obama y Raúl Castro, se produjo el 17 de diciembre pasado, el día exacto del 78 cumpleaños del primer Papa latinoamericano, quien desde que tomó posesión de su alta investidura no ha ocultado su compromiso con los pobres de la tierra.

Para Cuba, que libra una colosal batalla por la dignidad, la independencia y la soberanía nacional, y enfrenta un bloqueo económico de más de 50 años y la ocupación desde hace más de un siglo de una porción de su territorio por la vecina potencia del norte, la visita del Papa Francisco constituye más que una esperanza la certeza del respaldo moral de quien está haciendo historia desde su elección como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica.

Ojalá el humo blanco de la Capilla Sixtina, que anunció el 13 de marzo de 2013 la elección del Papa Francisco, se traslade al Congreso de Estados Unidos, en Washington, para anunciar al mundo el fin del criminal e ilegal bloqueo contra Cuba.

La Habana, 14 de septiembre de 2015

© Foundation for Sustainability and Peacemaking in Mesoamerica

  • 512.922.5931
  • 1501 Lisa Rae Drive
  • Round Rock, TX
  • 78665