unnamed (24).jpg

Demanda Latinoamérica a Europa la no injerencia en los asuntos internos

Legisladores de la CELAC, Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, ese mecanismo que nació independiente, sin tutelaje de nadie, cerraron filas en Bruselas, ante los intentos del Parlamento Europeo de adoptar una resolución en contra de Venezuela, objeto de acciones desestabilizadoras de la oligarquía, apoyadas y alentadas por Estados Unidos y sus aliados.

El recién encuentro entre parlamentarios latinoamericanos y europeos, previo a la Segunda Cumbre entre la CELAC y el UE de los días 10 y 11 en Bruselas, Bélgica, reflejó las discrepancias entre las dos regiones y dejó en evidencia que aún en el viejo mundo hay quienes no han logrado dejar atrás su pasado colonialista.

Pero la realidad es que Europa se ha encontrado con una Latinoamérica diferente que reclama respeto para la soberanía de Venezuela y la no injerencia en los asuntos internos de una nación que ha demostrado a nivel internacional cuanto ha avanzado en su desarrollo socioeconómico.

En las últimas horas por ejemplo, la FAO, Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, reconoció la política desarrollada primero por el fallecido presidente Hugo Chávez y consolidada ahora por el actual primer mandatario Nicolás Maduro a favor de reducir la pobreza y el hambre en el país.

El director de la FAO, José Graziano Da Silva, felicitó a Caracas por estar entre los 29 estados que han cumplido de manera simultánea dos objetivos de Desarrollo del Milenio.

En materia de derechos humanos puede el país suramericano exhibir hoy sustanciales avances, una materia en la que Europa ha sido sumamente criticada entre otros aspectos, por su política hacia los inmigrantes.

Recordemos la crisis desatada en abril pasado por la muerte en el Mar Mediterráneo de casi MIL personas, procedentes en su mayoría de África que marchan a Europa en busca de una vida mejor.

Es un hecho que los eurodiputados han intentado inmiscuirse en asuntos que no le conciernen. En marzo el parlamento europeo adoptó una nueva resolución contra el legítimo y constitucional gobierno de Nicolás Maduro.

Esta fue la novena resolución sobre Venezuela votada en la Eurocámara desde 2007, que no ha visto con buenos ojos a la Revolución Bolivariana.

Caracas tildó este nuevo pronunciamiento de “injerencia” y acusó a la derecha y a la extrema derecha europea de ser los “patrocinadores de esta y otras resoluciones”.

Venezuela también ha sido objeto de acciones intervencionistas de personajes como los ex presidentes del gobierno español Felipe González y José María Aznar, conocido por sus posiciones reaccionarias y de total acatamiento a Estados Unidos y quien fue precisamente el promotor de la llamada posición común contra Cuba.

Europa debe tener claro que su condición de Metrópoli quedó muy atrás. América Latina ha cambiado y defiende hoy toda unida el derecho a la autodeterminación de cada uno de los pueblos que la conforman, uno de ellos el de Venezuela, dueño legítimo de su presente y futuro.

© Foundation for Sustainability and Peacemaking in Mesoamerica

  • 512.922.5931
  • 1501 Lisa Rae Drive
  • Round Rock, TX
  • 78665