antibioticos-texto.jpg

Alerta por resistencia a antibióticos

LONDRES, 17 (ANSA) - El mundo enfrentará una "crisis inimaginable" en los próximos años al menos que resuelva el creciente aumento de la resistencia a los antibióticos, concluyó un grupo internacional de expertos.

De acuerdo a la investigación de 16 especialistas mundiales, la población afrontará problemas de salud a gran escala si los gobiernos no trabajan juntos de forma urgente para resolver la amenaza.

La resistencia a los antibióticos ocurre cuando las bacterias desarrollan mecanismos de resistencia contra la droga utilizada para luchar ante la infección.

"Las causas de la resistencia a los antibióticos son complejas e incluyen comportamientos humanos en muchos niveles de la sociedad", explicó el autor principal de la investigación, el profesor Otto Cars, de la Universidad de Uppsala, en Suecia.

"Las consecuencias afectan a todo el mundo. En sólo algunos años podríamos enfrentar una crisis inimaginable, tanto médica, como social y económica, al menos que se tomen acciones globales coordinadas, reales y sin precedentes de forma inmediata para transformar la forma en que los antibióticos son regulados y desarrollados", agregó.

En septiembre pasado, el gobierno británico anunció planes por un valor de 4,5 millones de libras esterlinas (7,2 millones de dólares) para implementar una estrategia a cinco años, con el fin de resolver el problema.

En las últimas décadas se registró un enorme incremento en el uso de antibióticos en la medicina humana y en la agricultura, pero los científicos sostienen que sin controles reguladores adecuados y mayor conocimiento por parte de los pacientes, el gran aumento global a la resistencia de antibióticos continuará.

El problema se agrava aún más debido a la escasez de nuevas drogas para tratar infecciones producidas por bacterias resistentes a medicamentos. Los antibióticos generalmente ayudan a las defensas de un individuo hasta que las respuestas locales sean suficientes para controlar la infección. Un antibiótico es bacteriostático si impide el crecimiento de los gérmenes y bactericida si los destruye, pudiendo generar también ambos efectos, según los casos.

"La resistencia a los antibióticos es un problema ecológico complejo que no sólo afecta a las personas, sino que también está estrechamente ligado a la agricultura y el medio ambiente", destacó el profesor Cars.

"Tenemos que dejar de echarnos la culpa y pasar a una etapa de acciones políticas concretas para resolver la amenaza. Los consumidores y proveedores de antibióticos deben tener más poder para luchar contra la resistencia a los antibióticos, además de garantizar que aquellos más necesitados se beneficien de antibióticos efectivos y de bajo costo", continuó.

La profesora Laura Piddock, de la Universidad de Birmingham, una de las científicas británicas que ayudó a compilar el reporte, dijo que la sirena de alarma "venía sondando desde muchos años, y fue ignorada". "La ciencia nos ha venido hablando de este problema desde hace años. Debemos contar con más investigaciones científicas y financiación al respecto. Nuevos tratamientos se han vistos amenazados por la falta de financiación, al considerarse un problema que sólo le compete al sector farmacéutico", sostuvo la experta.

En el Centro John Innes de Norwich, en Inglaterra, un grupo de científicos está analizando cómo árboles como los eucaliptos logran producir químicos para mantener alejados a insectos. "Las plantas tienen la desventaja que no pueden moverse para escapar de los predadores. Pero por otro lado, han desarrollado mecanismos para producir químicos contra insectos y otros animales", declaró Tony Maxwell, jefe del área de química biológica del centro.

"Nosotros estamos investigando cómo podríamos utilizar esos químicos para nuestro propio beneficio en los antibióticos", concluyó.

LBO-FM/ACZ

17/11/2013 20:52 - MONCADA

© Foundation for Sustainability and Peacemaking in Mesoamerica

  • 512.922.5931
  • 1501 Lisa Rae Drive
  • Round Rock, TX
  • 78665