UNIONES E INTEGRACIONES FALLIDAS

El affaire Grecia, especialmente el “grexit”, una opción con potencial para tambalear la Unión Europea y el Euro han hecho correr las tintas. La dramatización omite el hecho de que ese tipo de evento es lo más frecuente en la historia. Lo nuevo es que ahora se trata de la economía, las finanzas y la hegemonía política global.

La idea de, por las buenas o las malas unir regiones y países para formar entidades mayores acompaña a la humanidad desde la más remota antigüedad. Los imperios romanos, bizantinos, carolingios, otomano, austro-húngaro, ruso, persa y otros son botones de muestra.

En un inventario de fracasos recientes figuran la disolución de la Unión Soviética, Yugoslavia y Checoslovaquia. De aquellas explosiones resurgieron unos 30 estados y la Comunidad de Estados Independientes que tuvo vida efímera.

Antes en América Latina, bajo la inspiración de Simón Bolívar se formó y desapareció la Gran Colombia (1819-1831). En la época hubo en México dos tentativas de crear imperios que abarcaron territorios de Centro y Norteamérica y entre 1823 y 1824 existieron las Provincias Unidas del Centro de América que incluyeron áreas de: Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador y Costa Rica y trataron de adoptar la estructura de una república federal.

No es posible dejar de mencionar la zaga de la Primera Guerra Mundial que dio lugar al fin de tres imperios: ruso, otomano y austro-húngaro y al surgimiento de media docena de estados.

En otras latitudes: China, Mongolia, Medio Oriente, Persia, África del Norte, e incluso África subsahariana, hubo decenas de imperios, reinos, sultanatos, califatos y otros surgidos de uniones y anexiones que incluso vivieron hasta después de la independencia. El último intento fue de la República Árabe Unida (RAU), formada por Egipto y Siria y que existió entre 1958 y 1961.

Las uniones más eficaces han sido las 13 Colonias de Norteamérica que dieron lugar a los Estados Unidos y la de los principados alemanes a partir de los cuales nació el imperio y luego la república. El primero soportó la secesión en 1861 cuando 11 de sus estados intentaron la separación y sobrevivió gracias a la determinación de Abraham Lincoln que condujo la Guerra Civil, mientras Alemania, vivió la experiencia de la formación en su territorio de dos estados alemanes que, a pesar de la Guerra Fría, 40 años después se reunificaron.

En algunos casos las tendencias unitarias se han convertido en graves problemas como es el caso de la expansión de la Unión Europea y la OTAN y su aproximación a las fronteras rusas a cuenta de territorios que fueron parte de la antigua Unión Soviéticas o giraron en su órbita. Entre los casos más críticos y trágicos figuran los de Crimea y Ucrania.

De la miríada de esfuerzos integracionistas y unitarios, con éxitos relativos y no pocos conflictos, sobreviven las uniones multinacionales que dieron lugar a Gran Bretaña, España, Canadá, Bélgica, Rusia, Italia y otros.

Entre los proyectos de alcance global lo más consolidado es la ONU y más recientemente: G7, G20, 5+1. Por su naturaleza multinacional y su potencial es preciso mencionar a los BRICS, el Grupo de Shanghái, la Alianza del Pacifico y los intentos de Estados Unidos y Europa de formar una zona económica única. Son importantes entidades de perfil financiero o comercial como: FMI, BM, OPEC. En América resaltan: TELECAN, MERCOSUR, UNASUR, CELAC, ALBA, CAN, PETROCARIBE, y otras.

No obstante abundar las experiencias negativas y la existencia de tentativas separatistas, en las relaciones internacionales predomina la tendencia a la unidad y la integración. En algunos casos se trata de proyectos contrahegemónicos y en otros de intentos por establecer o reforzar viejas o nuevas hegemonías. Es difícil enumerar los esfuerzos en una y otra dirección.

La tragedia griega no ha terminado y no puede tener un final feliz. En cualquier caso las asimetrías y el desigual desarrollo imponen su dictat. Cuando a tales factores se suman comportamientos irresponsables como los de los gobiernos griegos de los últimos años y actitudes egoístas, es difícil aspirar a otros resultados. Volveré sobre el tema. Allá nos vemos.

La Habana, 16 de julio de 2015

© Foundation for Sustainability and Peacemaking in Mesoamerica

  • 512.922.5931
  • 1501 Lisa Rae Drive
  • Round Rock, TX
  • 78665