unnamed (13).jpg

EE.UU. evaluará posibilidad de que Obama viaje a Cuba y de que sus ciudadanos visiten normalmente a la nación antillana

El Gobierno de Estados Unidos evaluaría a principios del 2016 una visita del presidente Barack Obama a Cuba antes de concluir su mandato y la posibilidad de que los norteamericanos viajen individualmente y no solo en grupos a la nación caribeña, informaron fuentes que asistieron a una reunión en la Casa Blanca.

El asesor de Seguridad Nacional y Comunicación Estratégica, Ben Rhodes, dijo en esa reunión que en enero del próximo año se evaluará la visita de Obama y dependerá del progreso en las relaciones diplomáticas, indicó una de las fuentes, que pidieron no ser identificadas, dice el diario Nuevo Herald.

Asimismo, Washington estaría preparando nuevas regulaciones para ampliar sus relaciones con Cuba, en áreas como los viajes a la Isla y las transacciones financieras y bancarias.

Al respecto otra fuente dijo que el gobierno estaría considerando cambiar los requerimientos de los denominados viajes "pueblo a pueblo", que se encuentran dentro de las categorías de visitas educacionales, para permitir que los viajeros individuales puedan ir a Cuba. Actualmente, en esa categoría solo pueden ir grupos.

Este cambio "crearía un enorme agujero en la prohibición de viajes a Cuba", señaló la fuente.

Alrededor de 75 invitados participaron en la reunión informativa en la que Rhodes y la asesora del presidente, Valerie Jarret, así como dos altos funcionarios del Departamento de Estado, la subsecretaria de Estado para América Latina, Roberta Jacobson, y Mark Feierstein, director de Asuntos del Hemisferio Occidental, hablaron sobre las nuevas regulaciones, indicaba la invitación oficial expedida por la Casa Blanca.

La fecha en la que serán anunciadas las medidas no fue revelada, pero es probable que ocurra "en un par de semanas", comentó una de las fuentes.

Los funcionarios también habrían descartado que Estados Unidos estuviera considerando realizar deportaciones masivas de cubanos condenados por la justicia estadounidense.

Ante una pregunta sobre la posibilidad de apertura de un consulado cubano en Miami —pese a la reticencia de autoridades locales como el alcalde de la ciudad, Tomás Regalado—, los funcionarios explicaron que, si bien este tema no había sido parte de las negociaciones, si el Gobierno cubano solicitara su apertura se aprobaría.

Anteriormente, el encargado de negocios de la nueva embajada, José Ramón Cabañas, ya se había referido al tema en una entrevista con Univisión 23 y había mencionado la alta demanda de servicios consulares en el condado Miami-Dade, donde viven la mayoría de los cubanoamericanos que residen en Estados Unidos

La apertura de un consulado cubano en el sur de la Florida abriría la posibilidad, además, de una acción similar en Cuba, donde Washington estaría interesado en abrir también su propio consulado en una ciudad como Santiago de Cuba.

En el evento en la Casa Blanca, también estaba presente el encargado de la nueva embajada de Estados Unidos en La Habana, Jeffrey DeLaurentis.

El Buro de Industria y Seguridad (BIS) del Departamento de Comercio de Estados Unidos implementó el martes la orden del secretario de Estado John Kerry de remover a La Habana de la lista de patrocinadores el terrorismo. Ello implica, por ejemplo, que Cuba ya puede importar productos con un 25 por ciento de componentes de origen estadounidense y que aviones privados podrán obtener licencias para realizar viajes a la Isla.

© Foundation for Sustainability and Peacemaking in Mesoamerica

  • 512.922.5931
  • 1501 Lisa Rae Drive
  • Round Rock, TX
  • 78665